Llámanos al 910 052 605





    910 052 605
    info@socialco.es
    SocialCo
    c/ Jaén 2, esc 1, 1B
    28020 Madrid

    Utiliza design thinking y diseño basado en datos para mejorar tu web y tus productos digitales.

    No es nada nuevo que en SocialCo hablemos de la importancia de poner a las personas en el centro de nuestra comunicación, pero quizás no nos has oído nunca hablar de cómo lo podemos conseguir a través de la metodología design thinking.

    Es un término “de moda” y seguro que te suena mucho, pero tal vez no tienes del todo claro qué significa. Aunque puede parecer un concepto un poco complicado, el design thinking lo que busca es todo lo contrario: hacer las cosas más sencillas. Estamos hablando de una metodología que está enfocada al diseño de productos, servicios y procesos, y que nos va a ayudar en la resolución de problemas que nos vayan surgiendo. Para ello, se basa en tres aspectos:

    • En la empatía: Busca colocar a las personas a las que irá dirigido lo que estamos diseñando en el centro del proceso.
    • En la ideación colectiva: Se pretende juntar a varios grupos de personas con distintos perfiles. No solo centrándonos en las que van a producir la idea, sino también en aquellas que la van a consumir y aprobar.
    • En el ensayo y error: Es importante que hagamos un prototipo rápido y sencillo de nuestra idea, la mostremos a las demás, recojamos el feedback y, en función de lo que nos hayan transmitido, la perfeccionemos. Este proceso debe repetirse hasta que hayamos conseguido algo que siente bien a nuestros objetivos.

    Ya hemos hablado de lo que es design thinking, pero ¿qué no es?

    Por si en tu cabeza también se mezcla este concepto con otros similares, sólo confirmarte que no es lo mismo design thinking que visual thinking, aunque son términos que se pueden complementar. El design thinking busca soluciones innovadoras para resolver problemas de los clientes. El visual thinking (simplificando) es aplicar herramientas visuales al desarrollo de distingas metodologías (entre ellas, se puede aplicar al design thinking).

    ¿Por qué usar design thinking para mejorar mi web y mis productos digitales?

    Si con la definición y los pasos a seguir aún no te hemos convencido, en este apartado te dejamos las cuatro principales razones por las que no deberías esperar para familiarizarte con este procedimiento:

    • Porque te ayudará a crear un producto, proceso o servicio más útil, interesante e integrador. También será más rico, ya que contará con el punto de vista de personas de la organización a las que quizá, de otra manera, no se te hubiera ocurrido preguntar.
    • Porque será mucho más fácil de implantar internamente. Cuando las cosas se hacen en equipo, salen mucho mejor. Si las compañeras, compañeros y el equipo directivo te entienden, son conscientes del beneficio de lo que estás haciendo y se sienten parte del proceso, habrá una menor resistencia interna.
    • Porque, aunque tengas que invertir más de primeras, a la larga será más barato. Se ganará tiempo y habrá muchas menos idas y venidas, ya que desde el principio se involucrará en el proceso a las personas que deben dar el visto bueno.
    • Y, sobre todo, el proceso será mucho menos doloroso y divertido. Construirás mejor tu producto digital, pero también tenderás redes y fortalecerás el equipo a nivel interno.

    Consigue tu kit digital

    Consige hasta 12.000 € para la digitalización de tu entidad.

    Somos agentes digitalizadores y podemos ayudarte a solicitar la ayuda del Kit Ditital. ¡Date prisa, las ayudas se repartirán por orden de inscripción!

    Más beneficios

    Además de todo lo anterior, lo mejor de este tipo de metodologías es que están muy pautadas y organizadas, de modo que puedes encontrar muchos materiales y recursos sobre cómo llevar a cabo un taller de co-creación en tu propia entidad en internet.

    Las tres entidades referentes y pioneras en el desarrollo e implementación de esta tecnología tienen mucha documentación disponible a la que puedes acceder. Eso sí, todos los contenidos están en inglés.

    • Dschool, de Stanford: Esta entidad lleva desde el año 2003 haciendo cursos sobre design thinking, usándolo como metodología base de trabajo y aplicándolo a todas las disciplinas creativas.
    • IDEO: Es una empresa holandesa que define y publica desde el año 2008 un set de herramientas que también puedes consultar. Asimismo, es una entidad que trabaja design thinking aplicado a la resolución de problemas sociales.
    • Por último, te traemos Google, que comenzó en el año 2010 a experimentar con el concepto, mezclándolo con procesos de desarrollos ágiles. Para entenderlo mejor puedes leer cómo hacen ellos sus designs sprints, que son sesiones de una semana a las que acude todo el equipo.

    Si no tienes tanto tiempo para dedicarte a conocer todos estos ejemplos, te recomendamos que te centres en este taller de autoformación que puedes usar de dos maneras: para hacerlo tú misma y formarte, o como recurso para liderar un taller de formación en esta metodología.

    Por el contrario, si no has tenido suficiente o si quieres ver cómo te lo explican en primera persona dos personas de nuestro equipo que saben mucho de esto visita nuestro webinar gratuito sobre design thinking.

    Un artículo de

    • Creadora de contenidos. Mientras hablas, reescribe las frases en su cabeza, las mejora, corrige su puntuación y te devuelve copies con traje de gala.

    No hay comentarios

    Publica un comentario

    Ver el boletín

    Tenemos un boletín molón que mandamos ocasionalmente donde hablamos de comunicación y ONG. ¿Te apuntas?