¿Usas las redes sociales como si fueran un folleto de tu entidad?

por Virginia Moraleda

Última actualización: 26 02 2019

El pasado 14 de octubre participamos e las Jornadas Medios Sociales Inclusivos o Exclusivos de EAPN (por cierto, gracias públicas desde aquí por pensar en nosotros). En concreto, nos invitaron a participar en una mesa redonda que trataba de responder a la pregunta ¿Son las redes sociales inclusivas o exclusivas?

De lo dicho en esa mesa, lo cuál incluye no solo la participación de los ponentes sino también las valiosas aportaciones de los propios asistentes, me quedo con la siguiente conclusión: Las redes sociales no son por sí mismas ni inclusivas ni exclusivas, sino que todo depende del uso que hagamos de ellas. Una afirmación que, por lo que pude aprender, trae consigo varias enseñanzas

  1. Las redes, a pesar de sus limitaciones, son uno de los mejores medios que hoy tenemos a nuestra disposición para movilizar, sensibilizar, intercambiar… en definitiva, para llevar a cabo nuestra misión de lograr un mundo mejor.
  2. De nosotros depende el que sirvan para eso o que se queden en meros “folletos digitales” en los que ir dando publicidad a nuestras actividades.
  3. Para ello, no basta con que seamos una ONG, tenemos que promover una comunicación que realmente sea “inclusiva” por sí misma: que tenga una causa detrás, que mueva a la movilización y a la participación, que invite a la reflexión…
  4. Y esto se consigue también trabajando en profundidad nuestro mensaje, nuestro posicionamiento (como entidad o como personas) y nuestra estrategia. Dejando  a un lado la obsesión por los números y buscando el impacto real sobre aquello que queremos cambiar.

En relación a estas enseñanzas, se nos ocurre que existen dos preguntas que todos nos deberíamos hacer respecto al uso que estamos haciendo de las redes sociales para saber si hacemos un uso inclusivo o exclusivo de los mismos:

  1. ¿Utilizas la redes (solo) para dar difusión a las actividades de tu entidad y conseguir visitas a tu web o de verdad existe un proyecto a medio plazo de conseguir cambiar algo?
  2. ¿Te has parado alguna vez a hacer un análisis de si realmente entre las personas con las que estás interactuando en las redes están aquellos que habrías definido como destinatarios prioritarios de tu comunicación? Quiero decir ¿son todos tus fans o followers personas o entidades iguales que tú? ¿nos estamos sensibilizando mutuamente entre las ONG y los activistas de la red, todo queda entre nosotros?

Por cierto, nada más llegar al lugar del encuentro, me sorprendió agradablemente el que, por lo que pude oír de conversaciones con uno y con otro, los asistentes estaban emocionados con la Jornada. Gratamente sorprendidos por su calidad y su ritmo. No era una “jornada más”, sino que la estaban encontrando realmente útil, dinámica y participativa. Nada más y nada menos que la filosofía que tiene que subyacer detrás de una gestión inclusiva de la comunicación.

Virginia Moraleda
Directora de orquesta

4 Comentarios

  1. (Obligatorio)natxo dice:

    Buen artículo,
    Me parece muy importante la primera «autopregunta» sobre la función y la construcción de un proyecto más allá de la comunicación inmediata…

    creo que esa es una gran tara hoy en día en los SM, que vana remolque..

    buena semana maratoniana

  2. Pablo dice:

    Gracias por el artículo.

    Estoy totalmente de acuerdo en que sin un buen plan poco haremos en Social Media. De todas maneras, muchas veces las ONGs no tienen los conocimientos necesarios para marcar una estrategia y les faltan recursos para asesoramiento externo. En esos casos me planteo ¿es mejor no lanzarse a los social media sin un plan o recomendaríais empezar a juguetear y aprender hasta que se adquieran los conocimientos necesarios para marcar una estrategia?

    salu2!

  3. Virginia M. dice:

    Nacho y Pablo, gracias por vuestros comentarios.
    Repecto a tu pregunta, Pablo, lanzarse sin una estrategia puede ser fatal, pero no suele ser el caso, la mayoría de las veces, si la ONG es pequeña, el impacto es pequeño. Sin embargo, imagina qué pasaría por ejemplo en un caso como el de ESF España, que lanzaron su canal de FB y en 7 días tenían 1000 fans. Imagínate que no tuvieran una estrategia, que estén desbordados, que incluso la dirección no apoye el proyecto… Pues hombre, una catástrofe no creo que sea, pero habrán perdido el tiempo y posiblemente defraudado a algunos.
    Creo que más que lanzarse a probar lo que hay que hacer es pensar en objetivos modestos y empezar por ahí.

Deja tu comentario

Los campos con * son obligatorios