Una web para el trabajo en red

por Virginia Moraleda

Última actualización: 09 01 2019

¡¡Fresquito, fresquito: Acabamos de lanzar la web de la Red Iberoamericana de Fundaciones Cívicas o Comunitarias!! Este site es una iniciativa promovida por la Fundación Bertelsmann con los objetivos de:

    • Visibilizar a la Red, sus organizaciones y su labor, a través de una zona pública

  • Facilitar el intercambio de información y experiencias, el debate y, por tanto, el trabajo en red de las propias organizaciones, a través de una zona privada

Captura de pantalla 2013-02-04 a las 18.38.47


Este proyecto, como casi todos, ha tenido mucho de «primera vez» para nosotros:

  1. Era la primera vez que hacíamos desde cero una web para una red (o, para ser más exactos, que pretendiera fomentar el trabajo en red)
  2. Era la primera vez que hacíamos un diseño sin una identidad visual y un logo claro de los que partir
  3. La primera vez que se nos planteaba hacer una web multiidioma en la que los idiomas de la zona pública y de la privada fueran distintos.

Todas estas «primeras veces» nos han enseñado cosas (por ejemplo, este trabajo nos ha permitido profundizar en la herramienta de geoposición añadiendo más campos de búsqueda -abiertos y cerrados-, que es un recurso muy atractivo y útilcpara el usuario) Pero, si tuviera que resumir el proyecto, diría que:

  • nuestra principal dificultad ha estado en la búsqueda de utilidad para la zona privada
  • y nuestra principal ayuda a la marcha de proyecto ha sido la combinación de una buena interlocución con una tensión adecuada de proyecto.

Lo ha hecho más fácil: Tensión de proyecto y capacidad de toma de decisiones de los interlocutores

A mí se me ha pasado volado. Esta web la hemos hecho en un tiempo récord y con una fuerte carga de trabajo durante el periodo navideño. En algunos momentos, planificar fue un poco una locura, pero me he dado cuenta de que, al final, las necesidades temporales del cliente han hecho que la toma de decisiones y los procesos en general hayan sido mucho más eficientes. Siempre decimos que no se puede hacer una web con prisa, pero tampoco con pausa, porque la realidad del cliente, las personas, sus opiniones, sus prioridades, van cambiando día a día y si un proyecto de este tipo no tiene la «presión necesaria» se tiene que ir adelante y atrás muchas veces. Santi lleva años (ya casi tres) insistiéndome en el tema de la presión de proyecto pero para mí esta web ha sido la primera prueba fehaciente de que trabajar una web de forma intensiva y de corrido, siempre que el plazo sea razonable y haya, por ejemplo, sus tiempos para pretest y demás, es una garantía de éxito. En este sentido, quizás todo ha sido más fácil porque por parte del cliente nuestras dos interlocutoras, además de ser personas muy dinámicas y resolutivas, tenían capacidad de toma de decisiones. Habían dedicado su tiempo antes de empezar a marcar prioridades y objetivos a nivel interno y después, una vez juntos, las decisiones del día a día las tomaban ellas en base a estas prioridades.

Nos ha resultado más complicado: la búsqueda de utilidad para la zona privada

Como digo, era la primera vez que hacíamos desde cero una web para una red, con zona privada de trabajo. Quizás lo que más complicado nos ha resultado ha sido ponernos en la lógica de las necesidades de organizaciones tan dispares: ¿Qué herramientas le resultarán más útiles? ¿cómo debería ser su experiencia? ¿qué casos se deben producir? Al final, la principal preocupación es que la web sea realmente una herramienta que las fundaciones encuentren útil, pues he visto muchas veces cómo otros proyectos web han quedado abandonados por la falta de uso de sus destinatarios… Y esto se consigue con una buena elección de las herramientas, un buen diseño de las mismas, formación y dinamización.

A nivel técnico, cada una de las fundaciones tenía que poder editar o generar contenidos que aparecerían asociados a su propia entidad (sólo puede editar o crear contenidos de su organización) y esto nos ha complicado un poco también la vida. Por una parte, darles a las entidades un papel protagonista en la edición de contenidos tiene sus dificultades (falta de homogeneidad, poca actualización o actualización muy desigual, necesidad de mucha asistencia técnica…) pero también puede ser una manera de involucrarlas más directamente. Así lo esperamos.

Captura de pantalla 2013-02-04 a las 18.39.17

Quizás dentro de un año haga un análisis en este mismo blog para ver si lo hemos conseguido.

Virginia Moraleda
Directora de orquesta

Deja tu comentario

Los campos con * son obligatorios