Posicionamiento, accesibilidad, usabilidad y gestión de contenidos: conceptos clave para quienes gestionan páginas web

por Virginia Moraleda

Última actualización: 04 06 2018

resultados de búsqueda en Google

Actualizado a 04/06/2018

 

Hace poco hablábamos de lo importante que es dedicarle un tiempo a analizar y a planificar antes de lanzarnos a construir la página web de nuestra organización. Hoy queremos darte algunas pistas para evaluar tu página web si ya la tienes o para tener en cuenta si vas a crear una nueva, porque hay otras cuestiones, más técnicas si quieres, que deberías saber sobre el mundo de las webs. Aunque, vaya por delante,  siempre diremos que lo más importante es que la web cumpla su función de comunicación, que llegue al público objetivo, que conecte con él.

Conceptos clave

  1. Posicionamiento. ¿Recuerdas lo que hablamos sobre las tres fuentes de tráfico que puede tener un site? Si tu contenido no está indexado en buscadores, solo te quedarán dos y te será muy difícil llegar a personas que no te conocen. La prueba cero. Busca el nombre de tu organización en un buscador.

Si el primer resultado de búsqueda no es el de tu propia página, algo va mal. Y si ni siquiera está entre los cinco primeros, algo va bastante mal. No es solo que estén buscando algún contenido relacionado con lo que tu ONG hace y no te encuentren (por ejemplo, “prevención de drogodependencias”). Sino que te buscan directamente a ti y no te encuentran.

  1. Accesibilidad web: si estás preocupado por un mundo mejor y más inclusivo, seguramente te preocupe que tu página web sea lo más accesible para todo tipo de personas. ¿tienes Accesbilidad A, AA, AAA? ¿no tienes ni idea de qué tipo de accesibilidad tiene tu página? Te recomendamos que mires este enlace de la Wikipedia. Al final se listan algunas herramientas que te pueden ayudar a comprobar la accesibilidad de tu site de manera simple.
  2. Usabilidad: por encima del diseño, por encima del nivel de interacción, por encima de cómo tú crees que las cosas tienen que estar las cosas, ha de estar la usabilidad.

Que una web sea usable significa, en resumen, que realmente se ha construido pensando en facilitar la navegación a las personas que van a interaccionar con ella, y no desde el punto de vista de la propia organización, como sucede muy a menudo. Un ejemplo muy básico: los nombres que les pones a las secciones y menús. ¿eres de los que pones “formación” para que el internauta sepa qué va a encontrar dentro o de los que llaman a su sección “PFC” (programa de formación contínua) porque así es como se llama en tu entidad?

Puedes visitar esta página para tener más información y conocer trucos para la accesibilidad. O, mejor, lee este post sobre 10 recomendaciones para la usabilidad web

  1. El gestor de contenidos: aún no todas las páginas web tienen asociado un gestor de contenidos (CMS) desde el que poder actualizar los contenidos, al menos los más relevantes y dinámicos. El primer paso es convencerte de que tener un gestor de contenidos propio supone indiscutibles ventajas. El segundo, elegir el que más te convenga. El CMS tiene  tanta importancia que en la actualidad incluso determina las funcionalidades y sistema de gestión que va a tener tu web, así que antes de elegir entre unos y otros, es conveniente informarse y aprender un poco al respeto. Este artículo nos ha gustado mucho por la claridad de su exposición. No dejes de leerlo
Virginia Moraleda
Directora de orquesta

1 Comentario

Deja tu comentario

Los campos con * son obligatorios