No quieras para otro lo que no te gusta para ti… ¿Por qué te seguirían en redes sociales?

por Virginia Moraleda

Última actualización: 09 01 2019

Ayer vi este estupendo post en Territorio Creativo sobre lo que le pedimos a las marcas que seguimos en redes sociales.  Al leerlo, me acordé de que hace algunos meses, alguien preguntaba a través de twitter algo así como “en mi entidad vamos a abrir página en Facebook. ¿Algún consejo para conseguir fans?”

Les respondí “Sí. Plantearos primero por qué alguien se haría fan de vuestra organización y qué creéis que espera obtener con ello”.

En este otro post sobre posibles usos de Facebook ya hablábamos de la necesidad de  conocer los motivos que pueden llevar a las personas a hacerse fan, seguidores o como lo queremos llamar de nuestras organizaciones en las redes sociales (Dábamos también posibles pistas de cuáles pueden ser estas posibles motivaciones). Precisamente lo que más me gusta del artículo de Carlos Jimeno en Territorio Creativo es que abunda en esta misma idea de pensar en las personas y lo que quieren y no solo en nuestras “necesidades de difusión”, pero logra hacerlo usando simple y llanamente  el lenguaje del sentido común.

Quizás sea un tema ya demasiado manido. Quizás es muy sencillo hablar de ello en la “teoría”: buscar la conexión, la conversación, las necesidades y expectativas de las personas que están al otro lado, evitar el simple bombardeo de nuestra actualidad corporativa…  Quizás la mayoría de las organizaciones ya lo tienen en la cabeza, pero después, en la práctica, cuando buscan o planifican los contenidos para el día, mil motivos les impiden pasar de ser comunicadores en lugar de solo informadores.  Puede ser. Aunque también creo que hay muchas otras ONG que ni siquiera se lo han planteado en serio. Un responsable de comunicación de una ONG me preguntaba esta misma semana por qué creía yo que nadie comentaba e interactuaba en su página de Facebook, teniendo más de 1.200 fans. Un vistazo a su muro: TODO eran enlaces a las noticias de su último newsletter compartidas directamente y sin ningún comentario adicional… A esto me refiero. ¿Es esto simplemente lo que buscarán los fan de esta ONG: Los enlaces a las noticias de su boletín (mensual), sin posicionamientos, sin comentarios, sin valor añadido sobre lo ya publicado? No lo creo.

Leyendo el artículo de Territorio Creativo creo que cualquier persona que gestione las redes sociales de una organización puede hacer un simple ejercicio que le ayudará en su trabajo: preguntarse, sinceramente, “¿Qué le pido yo a las marcas que sigo? ¿qué contenidos me gustan más? ¿cuándo me he sentido molesto???” Bueno, el “ejemplo del yo”, es decir, la costumbre de extrapolar lo que nos gusta y lo que no al común de la humanidad es en realidad un ejercicio peligroso, pero me parece un estupendo punto de partida para la reflexión en este caso concreto.

Pantallazo del post de Carlos Jimeno en Territorio Creativo

Virginia Moraleda
Directora de orquesta

1 Comentario

  1. Unix86 dice:

    Para conseguir que la gente te siga en las redes sociales, por ejemplo en Twitter, hay que tener en cuenta varios puntos que harán que, una vez que nos sigan,no nos den unfollow. Esto es muy común hoy día, si no compartes información relevante, si no twitteas constantemente no tendrás muchas posibilidades de que más usuarios te sigan, pero si al contrario compartes por ejemplo links de calidad, ahí si se te tomará en cuenta, lograrás varios retweets y más posibilidades de que te sigan.

Deja tu comentario

Los campos con * son obligatorios