La netiqueta en Twitter y razones para hacer RT (¡o no!)

por Virginia Moraleda

Última actualización: 05 05 2014

Retweet o no retweet en Twitter

Un post de Marta Isabel González Álvarez[1] (@migasocial) para @SocialCo_es

Al hablar de redes sociales y llegar a la red del pajarito, no pocas veces me han preguntado lo siguiente: “ay, tengo una duda sobre Twitter…me han mencionado, ¿qué hago, le contesto, le hago un Retweet (RT), le marco con la estrellita de Favourite (F), lo ignoro?” En este post doy respuesta a esta ‘duda existencial tuitera’ y explico porqué yo opino, que ante la duda, lo mejor es hacer RT.

Retweet o no retweet

Twitter acaba de cumplir 8 años (5 en castellano) y su uso se va consolidando como una de las redes sociales más interesantes para intercambiar información, comunicar situaciones, interactuar con programas y espacios de Radio y TV, pero sobre todo para entrar en contacto (a través de muy poquito texto, los famosos 140 caracteres) con cualquier persona, sea famoso, célebre, interesante o no (no tiene ningún tipo de filtro) y siempre que esa persona, claro esté, forme parte de Twitter.

Pero ¿cuáles son las normas de comportamiento o netiqueta en la red de microblogging más famosa? Pues si, el pajarito también las tiene. Aunque no hay una norma escrita para usar Twiter lo más habitual cuando lees un Tweet (Interesante para todo el post tener como referencia el GLOSARIO ELEMENTAL TWITTER) es que tengas 5 opciones posibles de actuar:

  • Leerlo sin más y hacer click en su enlace (si lo incluye). Y por qué no, a veces “cotillear” un poco al autor visitando su perfil y leyendo su Bio.
  • Contestar o haciendo Reply a ese Tweet porque quieres aportar, aclarar o rectificar algo, expresar apoyo o desacuerdo y en definitiva, dialogar.
  •  Rehacer ese Tweet porque tú contarías eso en primera persona y de otra manera (conocido como MT, Modified Tweet, aunque no todo el mundo señala sus tweets rehechos como MT). Sin duda en este caso, lo educado es dejar “citado” el nombre del usuario a quien le has “modificado” el mensaje y poner eso de “vía @alguien”
  • Hacer RT o Retweet (QUÉ SIGNIFICA RT), es decir, publicar en tu Timeline (más o menos fugaz) para que todos tus seguidores o Followers lo vean, lo cual suele implicar que algo de lo que hay en ese mensaje (nunca es muy seguro el qué) te gusta, o estás de acuerdo con ello o te parece interesante. Muchos piensan que eso significa mucho y aclaran en su Bio o descripción de perfil que “el hecho de que haga RT no significa que suscriba esos mensajes” o algo así.
  • Darle a la “estrellita” de Favourite, es decir, marcar el mensaje o tweet como Favorito (F), algo que también se detecta en los Timeline y que indica, a priori, que ese mensaje te parece especial y te gusta.

Pero, pese a estas explicaciones breves y concisas que todos tenemos bastante claras nada más empezar a usar Twitter, no en pocas ocasiones he presenciado un curioso debate que se plantea entre usuarios de Twitter (entre los que, obviamente, me incluyo) sobre ¿cuándo es adecuado protocolariamente hablando, marcar un tweet como F (Favourite) y cuando hacer RT (Retweet)?

La situación que causa más dudas en Twitter es la siguiente: alguien me menciona de manera positiva en un Tweet (y yo lo veo en mi ventanita de “notificaciones”) ¿no sería más modesto y educado marcar ese tweet sólo como F o contestarle diciendo “gracias” que hacer un RT? Es decir…la duda que se plantea es “¿si hago un RT a un Tweet que me menciona positivamente no estaré siendo un poquito vanidoso por compartir ese mensaje en mi Timeline y con todos mis seguidores o Followers?”.

Mi respuesta en estos debates es clara y vehemente: no. No es falta de modestia hacer un RT y es más, si en ese momento no vas a contestar (que sería lo más adecuado, considerado y educado) ¿qué menos que hacer un RT a quien te menciona? Y es que mi planteamiento se pone precisamente, en el otro lugar, en el de la persona que me ha mencionado. Y esa persona si ve un RT mío se va a sentir muy bien: escuchada, correspondida, valorada…y sabrá que con mi RT, todos mis seguidores le pueden llegar a conocer. Algo así como si le hubiera hecho o dicho algo así como un guiño alegre, un fuerte abrazo, una palmada o apretón de manos de reconocimiento, una manifestación de escucha atenta como un “te he visto y te escucho”, un “me gustas y quiero que mis contactos te conozcan”, un “qué bueno es eso que dices”…

Y es que no puedo olvidar, con qué emoción señalaban en 2011 Isabel Corell (Quantica Communication), de aquellas en Friendlybrand  en una de las primeras formaciones sobre  «Redes sociales aplicadas a ONG» en la Federación de ONG de desarrollo de la Comunidad de Madrid (FONGDCAM), la alegría con la que un usuario recibía los RT. “No olvidaré el día- decían en el curso por aquél entonces- el día que Amnistía Internacional me hizo un RT a un mensaje en el que les mencionaba”.

Si por el contrario, me limito a marcar su tweet como Favourite, aunque mis seguidores lo vean, no se ve tan claro. Es como si dijéramos “me caes bien tú pero no lo que dices” o bien “me gusta lo que dices, pero tú no” o como si diéramos una palmadita pero con un poco de vergüenza, o condescendencia…o como decir “te oigo, pero no te he escuchado”. Es como un “me gusta lo que ha dicho, pero lo quiero mantener en secreto”. Y claro…para eso ya tenemos los MD o Mensajes Directos de cuando nos seguimos mutuamente, para mantener las cosas en secreto. Si yo te digo un piropo o valoro tus contenidos o me apetece halagarte o simplemente te he mencionado cuando bien podría no hacerlo, ¡qué menos que me hagas un RT!

Mi teoría es que, Twitter es como el viento, como una ráfaga fresca…tan etéreo como las noticias de la Radio. Aunque queda todo escrito y localizable (también ahora en la radio guardan los podcast y lo posicionan en internet para que sea localizable), lo cierto es que, un Tweet dura un segundo. Un segundo en el que ni si quiera puedes estar mirando. Un instante en el que puede ser que abras tu Twiter y muevas tu dedo hacia abajo con gran rapidez, como solemos hacer al chequear los cientos de mensajes que solemos tener en nuestro Timeline. Claro está, que eso ocurre, mucho más, cuando sigues a al menos 100 perfiles que twittean bastante. ¿De veras crees que alguien va a ver ese tweet entre sus cientos de tweets y pensar, “uff, qué vanidoso es éste que está haciendo RT a un tweet que dice algo de él”?. ¿En serio crees que tenemos tanto tiempo en esta frenética era de las redes sociales, los smartphones y demás como para dejar espacio a ese tipo de valoraciones?

No. En la red del “pajarito azul” todo es mucho más ágil, ligero, sin tanta carga y crítica…creo que por eso me gusta tanto Twitter. Quizá ese tipo de planteamientos serían válidos en Facebook o quizá en otras redes, donde todo sucede más lento, con más detalle, con algo más de reflexión y debate entre posts….Pero Twitter no deja tanto tiempo. Lo que sucede en un momento, puede dejar de suceder para siempre un minuto después. Y desde luego nadie llega a esos juicios sobre lo que otros hacen o dejan de hacer.

Quizá la situación es diferente cuando la cuenta de Twitter no es personal, sino institucional. En esos casos dependerá de la estrategia de la institución en cuestión (sea  empresa u organización sea o no gubernamental) que puede tener como objetivo ganar seguidores, que en algún momento se convertirán en clientes o socios o donantes…O porque la institución representada en esa cuenta tiene como objetivo atender peticiones, o dar solución a peticiones o quejas concretas, como servicios de atención al cliente o al público. Pero cuando tu cuenta de Twitter es personal, las reacciones son mucho más instintivas, pasionales, naturales…más humanas.

No sé si cuando se ideó Twitter pensaron en las posibles opciones que iban a añadir. Y obviamente tampoco en esta red añadieron un “dislike” o valoración negativa, que, francamente, espero ver algún día en las Redes Sociales para ver cómo reaccionamos y si dejarnos de ser tan políticamente correctos en lo social y logramos una comunicación más sincera, real y asertiva. Porque tanto libro sobre la importancia de saber decir “no” y cómo llegar a expresar correctamente las emociones y lograr ser sanamente asertivo, pero en lo social estamos en la era de piedra en este tipo de cuestiones. Pero mientras no haya ese “dislike” o “no me gusta” o “rechazado” por favor, seamos generosos y no midamos tanto los RT que hacemos. Nuestros seguidores y posibles seguidores, sin duda, lo agradecerán.

1] Doctora en Periodismo, creadora del concepto “Comunicación para la Solidaridad”. Experta en comunicación institucional en el Tercer Sector. Actualmente es Responsable de Prensa en el Departamento de Comunicación de @ManosUnidasONGD, Miembro del Grupo de Investigación  “Comunicación y Sociedad Digital” de la UNIR (Universidad Internacional de la Rioja)  y profesora en el Máster de Periodismo Social de la Universidad San Pablo-CEU

Virginia Moraleda
Directora de orquesta

Deja tu comentario

Los campos con * son obligatorios