Claves de redacción para el blog de tu ONG

por Olga Berrios

Última actualización: 26 02 2019

pantalla de ordenador

Imagen de Jorge Sanz

¿Tu ONG tiene algún blog? ¡Genial! ¡Felicidades! Contar con un blog en tu estrategia de comunicación nos parece un acierto y ya te contamos en un artículo anterior algunas razones por las que incorporar blogs. Ahora continuamos esta serie sobre el romance de las ONG por los blogs con algunas pistas para la redacción.

Los blogs son un espacio particular y suelen presentar un estilo diferenciado a otros espacios. Es decir, el contenido y el estilo de publicar es diferente en un blog que en una web corporativa, Twitter o Facebook.

Por otro lado, nadie tiene la sabiduría absoluta y, sobre todo en internet, todo cambia a una velocidad de montaña rusa. Así que, toma las siguientes ideas como sugerencias o propuestas, no como leyes absolutas.

Para empezar, unas ideas generales:

  • Escribe contenidos de calidad y originales. Aunque parezca obvio, es importante subrayar que un blog currado tendrá más oportunidades que uno pobre y con contenido de copia-pega
  • Practica el content curation, es decir, selecciona, enriquece y crea contenidos especializados
  • Haz content marketing. Prepara contenidos valiosos y difúndelos con el objetivo de atraer más personas a tu causa (o a tus productos o servicios, en el caso de empresas)
  • Recuerda escribir sobre los cornerstone o evergreen, los contenidos sin fecha de caducidad, siempre verdes y útiles
  • Busca ideas que funcionen. Puedes usar Buzzsumo, bucear en comunidades, o teclear en los buscadores “Lo mejor de” y “cómo hacer” más palabras relacionadas con el tema que quieras difundir…
  • ¿Ya has encontrado ideas? Mejóralas: usa datos, investiga, comparte tus experiencias, añade una representación visual (fotos, iconos, capturas, gráficos)

¿Qué cuento?

manos tecleando en ordenador y taza con post-it que reza "consejos"

Imagen: Lisa Clarke

A menudo, para las personas con pocos conocimientos tecnológicos, parece que lo más difícil de un blog es crearlo. Sin embargo, esto puede llevar minutos. Lo que realmente requiere esfuerzo es publicar y mantener una frecuencia de publicación. Y, para muchas personas, esto no sólo es cuestión de tiempo, sino de buscar ideas sobre qué publicar. Aquí compartimos algunas sugerencias para blogs de ONG:

  • El origen. Cómo empezó todo
  • Contextualiza. Expón las causas
  • Celebra. Visibiliza los éxitos, los avances
  • Protesta. Incluye denuncias
  • Usa el gancho informativo. Mantente al día y publica artículos relacionando noticias actuales y sus efectos en la causa de tu ONG. Mira este buen ejemplo del blog de 3500 Millones
  • Reseña y adjunta. Comparte recursos útiles para profesionales, voluntariado o las personas a las que atendéis
  • Coberturas. Publica tus notas de eventos
  • Reflexiona. Propón preguntas y dilemas
  • Consejos. Eres especialista en el tema
  • Retrata. Describe a las personas con las que trabajáis, voluntariado, el equipo de profesionales..
  • Sentir. Incluye testimonios, emociones, experiencias
  • Problema + solución. No dejes los artículos planteando sólo una denuncia o problema, añade propuestas de voluntariado, donación… qué podemos aportar las personas para cambiar la situación
  • Operativo. Da pistas, que tus artículos sean lo más prácticos posibles, ¡una herramienta para mejorar el mundo!

¿Cómo lo cuento?

keep calm and post it

Mantén la calma y bloguea eso

Comentábamos que no sólo cambia el contenido, sino que los blogs también aportan un estilo diferente. Aquí algunas ideas:

  • Humaniza. Hazlo cercano, evita el lenguaje muy técnico o institucional. Un ejemplo peludo de Prode: Terapia con nuestros amigos los perretes
  • Personaliza. Pon algo de ti, escribe en primera persona de vez en cuando, con tu estilo personal
  • Humor. Hazlo divertido. Usa la “sonrisa radiofónica” al redactar: se dice que, si locutas en la radio con una sonrisa, las y los oyentes lo notan. ¿Y si inventamos la sonrisa bloguera?
  • Enlaza. Los enlaces contribuyen a hacer red: otras personas descubrirán nuevos recursos y, a quienes enlazas, pueden contar con herramientas para descubrir que les has enlazado, sentir curiosidad y visitar tu blog. Y ese puede ser el inicio de una bonita amistad
  • Refleja. Publica opiniones y testimonios sin desvirtuar, con las palabras que reflejen la diversidad de tu ONG. Aquí un ejemplo con la experiencia del voluntario Víctor en AIPC-Pandora
  • Títulos. Cúrrate títulos informativos o que generen curiosidad. Los títulos en clave de listado son muy atractivos: “8 ideas para apoyar a personas sin hogar” o “5 consejos para unas vacaciones ecológicas”. Apunta varios estilos, pide la opinión a otras personas sobre ellos y comprueba si son “tuiteables”. Incorpora en ellos palabras clave
  • Mantén un estilo claro y definido y, si es posible, que muestre claramente el posicionamiento
  • Usa listados… ¡como éste! Mira este ejemplo de Greenpeace: 7 promesas incumplidas de los cultivos transgénicos
  • Evita el texto justificado, es más difícil de leer y más formal
  • Párrafos de 5 ó 6 líneas e incluye un término en negrita en cada párrafo
  • Cuida la ortografía y ¡revisa antes y después de publicar!
  • Pásale el artículo a alguien y pídele su opinión sobre cómo mejorarlo

Posiblemente haya muchos más trucos. ¿Quieres compartir alguno? ¡Déjanos un comentario!

¡Ah! Y permanezcan atentas y atentos a sus pantallas ya que, en breve, publicaremos un tercer artículo de esta serie sobre cómo difundir blogs de ONG. Así que… ¡¡hasta pronto!!

Olga Berrios

Deja tu comentario

Los campos con * son obligatorios