3 herramientas para seleccionar y organizar tus fuentes de información

por Virginia Moraleda

Última actualización: 09 01 2019

Cuando eres la persona, o una de las personas, que se encarga de gestionar la comunicación online de la organización, llegan a ti cada día miles de mensajes en forma de tweets, emails, alertas, boletines, … De este cúmulo, tendrás que discriminar aquellos que realmente te aportan algo de interés en relación al tema con el que trabajas. Algunos te servirán para estar informado y otros, a su vez, para construir tú mismo la comunicación hacia tu audiencia.

Además, después tendrás que:

o       gestionar tus canales de comunicación (gestionar suscripciones, contestar a los fans, agradecer los retuits, alimentar y dinamizar los canales…)

o        y la información de seguimiento generada por los mismos (páginas vistas, visitas, popularidad, fidelidad, etc.)

Es decir: que tendrás un cúmulo de información generado por diferentes plataformas y herramientas y que al final te pueden volver loco. Por ello, es muy importante que prepares muy bien tu “caja de herramientas”, seleccionando bien la información que vas a recibir y eligiendo herramientas o soportes que te ayuden a hacerlo de forma más cómoda. Aunque podríamos hablar de herramientas tipo Hootsuite (para Twitter), que te ayudan a gestionar la comunicación y la información, hoy nos queremos centrar en algunos tipos de herramientas que te ayudan a organizar tus fuentes de información y, de esta forma, te harán estar mejor informado y ser mejor fuente tú mismo. Por ejemplo:

1. Utiliza “marcadores sociales”. Abriendo una cuenta en servicios como Favoriting.com, podrás ir marcando como “favoritos” todos aquellos artículos o páginas que te vayan resultando de interés y que tal vez quieras recuperar en un futuro, clasificándolos según tus propias categorías. Frente a la opción de “favoritos” que nos ofrece cualquier navegador, estos servicios presentan la indudable ventaja de que están disponibles desde cualquier ordenador con conexión a Internet. Además, puedes acceder a los que otros usuarios ya han clasificado, con lo que cumplen también la función de “biblioteca”.

2. Utiliza las alertas de los buscadores, tipo Google Alerts, para recibir en tu correo electrónico una alerta cada vez que se produzca un contenido relacionado con un determinado tema que te interese (puedes filtrar por tipo de contenidos, por ejemplo si quieres que solo te avisen si es una “noticia” o un contenido de blog). Te puede servir como fuente de información sobre un tema específico, por ejemplo “inmigración” o también para hacer seguimiento sobre tu entidad o un programa desarrollado por la misma si en las palabras de alerta pones el nombre de la organización, por ejemplo.

3. Utiliza los lectores de RSS para reunir en una misma cuenta todos los blogs y páginas de Internet que te interesan e ir leyendo todas sus actualizaciones. Si no sabes muy bien qué es o cómo funciona esto del RSS no tienes que preocuparte. Basta con que sepas de momento que a ti te servirá para ver en un mismo lugar todas las actualizaciones que hayan hecho las páginas o blogs a los que te suscribas. Es tan sencillo como abrirte una cuenta en alguno de estos lectores, por ejemplo Google Reader y después ir añadiendo páginas o blogs que quieras seguir. Ojo, no se pueden seguir todas las páginas, aunque sí la mayoría de los blogs.

Virginia Moraleda
Directora de orquesta

2 Comentarios

  1. ¡Tema importante! En lo que respecta a Delicious, un valor añadido clave respecto a los favoritos del navegador es que se puede utilizar de forma conjunta por parte de toda la organización, de modo que, sistematizando previamente las etiquetas, se puede crear un verdadero repositorio colectivo de recursos de interés, ahorrando muchísimo esfuerzo de localización, documentación, etc. a largo plazo.

    PS. En la última frase del artículo creo que falta un «no» delante de «se pueden seguir…». 🙂

  2. Virginia dice:

    Gran aportación, Jaume. Gracias.
    (y también por la corrección)

Deja tu comentario

Los campos con * son obligatorios