Herramientas para trabajar en red en tu organización I. Grupos de Facebook

por Sandra Jiménez

01 03 2017

En SocialCo estamos inmersas, a través de la Fundación Barrié, en un proyecto de consultoría de comunicación por el que vamos a ayudar a 6 entidades del tercer sector a hacer diagnósticos de comunicación interna y marca que se traducirán en un plan de acción en ambos campos.

En el marco de este proyecto, vamos a desarrollar un espacio de trabajo conjunto para todas las entidades, que nos permita volcar los documentos básicos de organización, así como convertirlo en un espacio de intercambio de buenas prácticas; la idea es que sea, además, un sitio en el que poder compartirles información relacionada, vídeos de interés, y material que vayamos produciendo o encontrando que puede ser de utilidad.

Se nos planteaban varias posibilidades para este fin, como los grupos de Facebook, Google, herramientas ad hoc… Así que hemos empezado investigando cómo de útiles podrían ser los Grupos de Facebook, y te contamos lo que hemos averiguado.

El fin último de los grupos de Facebook es construir una comunidad.

En el ámbito personal, en algún momento habrás recibido una invitación para unirte a un grupo. Por ejemplo a un grupo de antiguos alumnos, reuniones familiares, eventos sociales…. Pero seguro que también te habrás encontrado con muchos grupos temáticos de carácter más profesional a los que unirte. A menudo a través de  invitación o porque has visto que gente de tu entorno se ha sumado a ellos.

Un ejemplo sería el Grupo de la Asociación Profesional de Cooperantes, que, sin necesidad de ser miembro asociado de la misma, te permite sumarte a un foro muy activo (y que crece exponencialmente cada día) donde se comparten convocatorias de empleo, legislación de interés, campañas, y todo tipo de actividades. (Si conoces algún grupo más de interés social, puedes compartirlo con nosotras en los comentarios).

Quizás el ejemplo más común dentro de los grupos de Facebook con el que te habrás encontrado, es el de eventos de formación (gratuita o no, interna  o externa). Por ejemplo seminarios, actualizaciones de herramientas de software que se utilizan en las ONG, configuración de correos electrónicos, nuevas normativas respecto a un área de trabajo, etc.. No sólo se usan para promocionarlos, sino para crear una comunidad con los alumnos, donde pueden consultar a los profesores o consultar sus experiencias.

Cosas que nos molan de las comunidades de Facebook

  • Puedes configurar la privacidad: Pueden establecerse permisos para unirse a grupos de manera que sean, abiertos a cualquier persona, cerrados (donde los usuarios deben obtener la aprobación del administrador para unirse a) o secretos (solamente por invitación). Por este motivo los grupos ofrecen mucho control sobre quién va a participar.
  • Los grupos tienen administradores que lo gestionan. Ellos son los que aprueban a los solicitantes o invitan a otros a unirse, ya sea a través de Facebook o por correo electrónico (sólo grupos de menos de 5.000 miembros pueden enviar correos electrónicos masivos). Los grupos se conectan directamente a las personas que los administran. Los administradores también pueden nombrar “oficiales” que son nominalmente a cargo – sin embargo, ser un oficial no significa que la persona tiene la capacidad para administrar el grupo.
  • Los grupos no están indexados por los motores de búsqueda externos como Google, (mientras que las páginas sí).
  • Las funcionalidades técnicas de Facebook permiten al grupo publicar artículos, vídeos, fotos, enlaces a documentos de Google, archivos en Dropbox o Powerpoints de forma muy sencilla. También se pueden enviar mensajes privados.
  • Los grupos de Facebook nos aseguran en cierta manera que los participantes van a ser usuarios activos ya que interactúan obteniendo y aportando información en tiempo real y de manera mucho más directa, gracias al chat. Nos permiten plantear preguntas para incentivar el intercambio de ideas, anunciar próximos eventos o llevar a cabo encuestas.
  • Un grupo público se pueden encontrar a través de la búsqueda de Facebook.

Quizás uno de los beneficios más destacables respecto al uso de estos grupos para por ejemplo procesos dentro de nuestra organización, sería que los participantes interactúan y se crea una red de trabajo. Al compartir conocimiento y necesidades, se da mayor unidad y confianza en el grupo.

Así que ya ves, los grupos de Facebook también son una alternativa para trabajar internamente dentro de tu ONG. La elección de este sistema o de otro, depende casi más de tus gustos que de las funcionalidades en sí. Elige el sistema con el que todos os sintáis más cómodos. Al ser los propios trabajadores, colaboradores y clientes los que realizan la comunicación, se crean dinámicas mucho más innovadoras, motivadoras y que reducen los esfuerzos de la comunicación interna.

Como conclusión, contarte que, de momento, hemos desechado esta opción para el fin que nos ocupaba, ¿y sabes por qué?

  • Pues resulta que no todo el mundo tiene Facebook ni ganas de hacerse uno.
  • Resulta también que a quienes tienen Facebook, no siempre les apetece utilizarlo para cuestiones laborales.
  • A la gente le preocupa en general que le salten alertas del grupo mientras descansan, o consultan cosas en su espacio de ocio. Al final va a ser un grupo al que no se han sumado voluntariamente, sino por un requisito del proyecto.

Así que ya estamos investigando y testando cómo de útil será y que aceptación tendrá la propuesta de crear un Grupo de Google. Y te lo vamos a contar próximamente. ¡Hasta entonces!

Sandra Jiménez
Medios y abastecimiento

2 Comentarios

  1. Verónica hartung dice:

    Hola yo cree un grupo de gatos. Se llama los gatos si saben amar. Pero no tiene. Exito ni mucha repercuion que es lo que yo estoy buscando.. quisiera que aparezca en sugeridos.y jamas lo veo

  2. Verónica hartung dice:

    Quisiera que mingrupo de gatos en Facebook este en sugeridos para tener mas miembros. Se llama los gatos si saben amar

Deja tu comentario

Los campos con * son obligatorios